Natalicio Juan Pablo Duarte

26 de Enero 1813 – 15 de Julio de 1876

Padre de la Patria.
Fundador de la sociedad secreta la Trinitaria en el año 1838.

Nació en la ciudad de Santo Domingo.

Concurren en Juan Pablo Duarte virtudes y ejecutorias que lo hacen, sin lugar a dudas, la figura más señera de nuestra historia.

Como político, como hombre público y privado, su conducta es casi impoluta, no registrándose, en toda nuestra accidentada historia, ningún otro caso para establecer parangón en ese aspecto.

Juan Pablo Duarte tenía mucha habilidad política. La mostro con la organización  de La Trinitaria el 16 de Julio de 1838. La Trinitaria seria el embrión del movimiento que mas tarde produciría la separación de Haití, y la Fundación de la Republica Dominicana.

Participó al lado de los haitianos revolucionarios que derrocaron a Boyer en 1843. Sin embargo Duarte buscaba algo más que derrocar a Boyer: quería la independencia dominicana, y por ese ideal siguió luchando.

El gobierno haitiano se enteró de las intenciones de Duarte y comenzaron a perseguirlo. Entonces Duarte tuvo que irse del país el 2 de agosto de 1843 hacia Venezuela, acompañado de Pedro Alejandrino Pina y Juan Isidro Pérez.

A partir de ese momento las tareas de dirección de la lucha quedarán confiadas a Francisco del Rosario Sánchez y José Joaquín Puello secundado por Mella y los demás trinitarios.

Mientras pasaban los meses la idea de la independencia dominicana seguía creciendo. El 27 de febrero de 1844 los seguidores de Duarte declararon la  independencia del país.
El 2 de marzo la Junta Central Gubernativa comisiona a Juan Alejandro Acosta para ir en busca de Duarte, Pina y Pérez que estaban en Curazao. Cuando llego lo recibieron como héroe nacional. De inmediato lo nombraron general del ejército.

Después que se logró la independencia, algunos dominicanos con poco amor por la patria enfrentaron a Duarte. El día 15 de marzo hace su arribo y reciben un apoteósico recibimiento.

EL Arzobispo Portes lo recibe con estas palabras:

“¡Salve, Padre de la Patria!”
En poco tiempo Duarte y algunos de sus seguidores fueron expulsados del país por Pedro Santana.

En 1861 Pedro Santana anexó la Republica Dominicana a España. En 1864 Duarte volvió de sorpresa y lucho al lado de los que enfrentaron a Pedro Santana para lograr la nueva independencia. Estos revolucionarios enviaron a Duarte a buscar apoyo de la Restauración en países de América del Sur. Al final se quedó a vivir en Venezuela. Allá enfermo, lejos de la patria que ayudo a nacer. Murió decepcionado y triste el 15 de julio de 1876 en Venezuela.

Francisco del Rosario Sánchez
( 9 de marzo de 1817 – 4 de julio de 1861)
Prócer Independencia nacional
Padre de la Patria, Trinitario.
Abogado, político, militar.

Nació, en la ciudad de Santo Domingo. De los tres arquitectos de nuestra nacionalidad es Sánchez el que se resume el aspecto dinámico que trae como consecuencia el parto de la República Dominicana como país independiente.

Iniciado de los primeros en los secretos de la sociedad patriótica La Trinitaria, la lumbre de idealismo que en su seno encontrara, tuvo la virtud, o quizás la misión providencial, de no dejarla apagar hasta que se plasmara la realidad final del nacimiento de la República.

Cuando la lucha por la independencia se puso más fuerte, antes de triunfar, muchos trinitarios tuvieron que salir del país para salvar sus vidas. En ese momento, Sánchez estaba muy enfermo y no salió. Al mejorar su salud, hizo importantes diligencias, mientras Duarte estaba fuera, huyendo de los haitianos. Cuando Mella lanzo el trabucazo, Sánchez se integro a la guerra.

Ya lograda la independencia, Sánchez estuvo entre los miembros de la Junta Central Gubernativa. Ese fue nombre que se dio al primer Gobierno que se instalo después de la independencia.

Cuando la Junta Central Gubernativa eligió como Presidente a Pedro Santana, este procedió a expulsar a Sánchez del país. Pero Sánchez volvió en el año 1848. Mas tarde. Sánchez, junto a Mella y a otros, se opuso a la anexión del país que hizo Pedro Santana a España.

Francisco del Rosario Sánchez intento enfrentar a Pedro Santana con un grupo armado, pero alguien lo traiciono; Pedro Santana lo supo, y lo condeno a muerte.

Francisco del Rosario Sánchez es uno de los tres Padres de la Patria. Sus restos están junto a los de Duarte y a los Mella en el Altar de la Patria.