En el 99 aniversario de la Desocupación Militar Norteamericana Efemérides Patrias llama a seguir defendiendo la soberanía nacional

"

Santo Domingo.- La Comisión Permanente de Efemérides Patrias en nombre del Gobierno dominicano recordó con una ceremonia solemne un acontecimiento clave en el devenir histórico del país, el 99 aniversario de la Desocupación Militar Norteamericana el 12 de julio de 1924, luego de un periodo antinacional que abarcó de 1916 al 1924, y con la misma el restablecimiento de la independencia y soberanía nacional.


El acto inició a las 9.30 de la mañana, en el Panteón Nacional, con una caminata ceremonial hasta el Altar del Panteón, seguido del depósito de ofrenda floral, el ritual en la llama votiva y la entonación del Himno Nacional. Contó con la presencia de directivos de las fundaciones patrióticas y personalidades que recibieron la medalla Cacique Enriquillo, la misma es de emisión limitada y simboliza la construcción genealógica en el imaginario colectivo de la dominicanidad.

El presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, Juan Pablo Uribe, pronunció un discurso de exaltación del valor nacional de este hecho que marca la identidad y autodeterminación del pueblo dominicano, afirmando que “en la trepidante historia nuestra la ocupación militar norteamericana durante 8 años puso a prueba el carácter del patriotismo desplegado y profundizado en una resistencia colectiva e individual que va desde la lucha armada como la gloriosa Batalla de la Barranquita, hasta la articulación de un movimiento nacionalista movilizado permanentemente en jornadas cívicas antimperialistas. A seguidas señaló que el 12 de julio se produce la segunda Restauración de la independencia de la República, después del Grito de Capotillo el 16 de Agosto de 1863, que es la primera Restauración,  en una guerra nacional y popular contra la anexión al imperio español, por eso la ley 50-63 declara como día especial de la nacionalidad esta fecha, que ha sido rescatada por la Comisión Permanente de Efemérides Patrias de un deliberado olvido, cuando somos un pueblo que se distingue en América y el Caribe por sus glorias épicas ante fuerzas externas superiores, reafirmándonos  en nuestro valor nacional e identitario”.


Uribe proclamó que “hay que defender sin fisuras, sin dobleces, sin partidarismos aberrantes el honor soberano de la República Dominicana, como nos alecciona, 99 años después, el 12 de julio de 1924, y seguir luchando y trabajando sin cansancio, siempre atentos y vigilantes por la grandeza material, moral e institucional de la nación contra todo peligro abierto o encubierto en una coyuntura insular y global altamente compleja”.